lunes, 13 de septiembre de 2010

Ves, era esto, todo esto, en lo que querías convertirte. Era tu futuro, lo que querías para ti. Esto eras tu, lo que me enamoró de ti. Lo que nos unió. Fueron los cordones rojos de tus zapatos. Tu manera de comer. Fue tu gesto al verme aparecer por la estación.¿Lo comprendes?. Comprendes por que la gente se va y nunca vuelve, y sabes por que lo hacen. Te lo preguntas. Yo ya no. Y donde quedaron todos nuestros pensamientos. Donde quedo Madrid. Donde quedo Barcelona, donde ese viejo hotel. Donde guardabas los clennex que te regalé, donde tu ultima lágrima. El mundo cambio mucho desde aquella puesta de sol. ¿Comprendes lo que llevo rato queriéndote decir?. Que fue de las hojas de papel. Y de las listas y los esquemas que en un pasado me hicieron hasta llorar. Que fue del mundo que estabas dispuesta a crear. Son las teclas de este piano. No vuelvas nunca.


(fui Edmundo Dantes)

2 comentarios:

Viva dijo...

¿Hay respuesta?

FlaviaVeraPhoto dijo...

la distancia... q poética es...