lunes, 21 de junio de 2010

El caballero lloro aún mas al darse cuenta de que si no se amaba, no podía amar realmente a otros. Su necesidad de ellos se interpondría.
Al admitir esto, una hermosa y resplandeciente luz brilló a su alrededor, ahí donde antes había habido oscuridad. Un mano se posó suavemente sobre su hombro.
Miró a través de sus lágrimas y vio a Merlín que le sonreía.
- Habéis descubierto una gran verdad- le dijo el mago al caballero-. Sólo podéis amar a otros en la medida en que os amáis a vos mismo.
- ¿Y como hago para empezar a amarme? -preguntó el caballero.
- Ya habéis empezado, al saber lo que ahora sabéis -dijo Merlín.
- Sé que soy tonto -sollozó el caballero.
- No, conocéis la verdad, y la verdad es amor.

El caballero de la armadura oxidada.
Robert Fisher.

4 comentarios:

xuxu dijo...

que bonito señor cohen... que tal madrid? el arte? la fotografia? la juventud y el sexo? supongo que no vere tu respuesta en el blog.. pero la espero en tuenti al menos (LLL) besoos

Josi dijo...

¡Hola!

¡Enhorabuena! Congrulations!! Me gusta mucho tu blog, encantado.

Mi blog es:

http://sordobierzo.blogspot.com/

Muchas gracias y mucho ánimo.

Un abrazo

Nachete dijo...

Es uno de los mejores libros que he leido.

Creo que te gustaría este blog.

http://mintcigarettes-mintcigarettes.blogspot.com/

Este verano a lo mejor empiezo con el proyecto ese que te comenté.

rlinze dijo...

yo leí ese libro, en 1º de bachillerato. lástima que no le hice mucho caso. por tu culpa tendré que releerlo, ;)