martes, 6 de abril de 2010

Rain



Lo que no ha existido
no puede ser olvidado.
No hay pena, no hay gloria, no hay risas, ni llantos, no hay dolor, y, tampoco, hay amor. Sólo quedan posibilidades, volver a empezar, ver que todo es posible, que el mundo está bajo nuestros pies si nos volatilizásemos por el cielo. Si el tiempo tiene el poder de destruir, el cielo tiene el poder de construir. Es el cielo una autopista abierta hacia los nuevos proyectos, hacia lo que podemos ser, lo que queremos ser. El cielo no juzga, es puro, blanco, eterno. Sólo en un campo tan abierto como el cielo, que nos abarca a todos y lo abarca todo, seremos capaces de convertirnos en lo que verdaderamente somos, sin mas reflejo que nuestra propia imagen interior.

Paul McCartney escribió “Hey Jude” tratando de decirnos que todo vuelve a empezar. Que cuando una historia acaba nosotros escribimos otra. Creamos otra melodía. Podemos convertir esas melodías, esa letra de nuestra vida, en el amparo de nuestros días, en lo que nos rodea y envuelve. Pero siempre permaneciendo libres, capaces e independientes, sabiendo que, como ya dijo Paul, “todo se borra y se vuelve a escribir”.

(Creo que ha llegado el sol)

Fotografía; Christian Carrillo